martes, 13 de mayo de 2008

FUGA DEL PATRIARCA. 2ªparte y fin.


..Parada terminal! - Sevilla. Nos apeamos del autocar,serian las 22:30h.,después de haber echado un buen sueñecito nos encontrábamos bastante reparados.Atravesamos la estación y fuimos caminando por una avenida.Paramos en un bar y tomamos unas cervezas y papas bravas recuperando el sabor y aromas que solo se dan en las ciudades. Buscamos un albergue para pasar la noche y, después de bordear varias manzanas ,extenuados nos llevamos la decepción de encontrarlo cerrado por reconstrucción.Lo mas practico era no caminar mucho mas para dormir.Cojimos unos cartones y en la primera alameda nos echamos debajo de una palmera.Serian las 24:30 cuando nos quedamos dormidos.A las dos horas,los entumecimientos y frío rociero nos hicieron despertar casi al mismo tiempo, recogimos las cartones y echamos a andar como desorientados,pero recuperamos conciencia de aquella situación y en cuanto vimos un portal abierto,allí nos metimos a dormir de cualquier postura a oscuras y sin ver lo que había, ...los sueños eran intensos.De repente nos sobresaltó la luz que encendía un inquilino del edificio...Disimulando el susto nos pregunto.Le contamos la huida y razones,nos invito a dormir en su casa,aceptamos y tranquilazamos su confianza ,por si alguna duda le quedaba de que eramos buena gente.Vivía solo y nos saco de la nevera una fiambrera grande,llena de ensaladilla rusa,buenísima! Se porto excelentemente con nosotros,aun nos echamos unas risas porque tenia ganas de charlar y nosotros estábamos rendidos.Nos dispuso una habitación de dos camas.Los sueños que tuve esa noche,eran de una fiesta que montábamos allí con mas gente, ,,el cansancio reclamaba muchas horas de sueño. Al día siguiente nos levantamos a las 8,nuestro hospitalario amigo tenia dos ciclomotores en el garaje y las usamos para ir a la estación con la idea de colarnos en el Ave, lo que vimos imposible.Aprovechando que estábamos allí para llamar a nuestras familias y despejarnos nuestras sospechas de que aun nos seguían los del centro.Porque nos preguntaban nuestra gente ,que donde estábamos,(el centro acostumbraba a perturbar a las familias de los fugados con fundamentos que no correspondían con todo el mundo,como que estábamos deseando consumir ,fuera de control,etc,y no era cierto.) -viendo para todos lados ,nos para un policía.Saludándonos nos pide la documentación que no teníamos.Le contamos el rosario¨,y amablemente nos dirige a la oficina policial de la estación.Nos extendió unos justificantes de que nos habían comprobado los datos por si nos volvían a parar en algún lugar. Salimos de la estación para hacer autostop sin parar de andar,vigilando las furgonetas parecidas a las de los centros.Nadie nos paraba y decidimos parar en una gasolinera a beber del botijo y pedir permiso para preguntar a los camioneros si nos llevaban. Mientras fui a pedir algo de comer a un restaurante anexo(que la cocinera buenamente me dio unos bocadillos) C. ,cuando yo volvía estaba hablando animadamente con un camionero que nos llevo hasta una diagonal del extra radio de Madrid.Cansados,cruzamos la mediana y nos adentramos en una barriada,.El primer portal abierto que vimos ,nos metimos y subimos escaleras hasta el trastero,allí nos echamos a dormir malamente hasta que amaneció. Otra vez atravesando la ciudad ,pero mas cansados,y Madrid puede ser un lío de calles,llegamos a la estación de tren y nos colamos en el Talgo.Estaba completo y nos quedamos a lado de los baños.Llegaron seis polizontes que solo dos tenían un carnet de la legión extranjera.En cambio llevaban una botella de vodka y otra ginebra. Yo sabia que en cuanto nos pidieran los billetes,nos iban a echar en la próxima parada.Me había colado exactamente un año antes en el mismo Talgo,cuando me fui de otro centro en Las palmas.Pero esta vez eramos demasiados sin billetes. Yo tenia muchas ganas de llegar y me emborraché.Cuando me despertó C., no quedaba nadie en el tren y un reguero de vomito por la moqueta del pasillo se hacia notable. Sabia que no iba a tener un buen recibimiento en mi casa,pero era el único lugar al que quería llegar. En fin! ..Aunque era joven y con demasiados problemas,aprendí de las lecciones que se cruzaron en mi camino.

4 comentarios:

yonkynumerotrece dijo...

Una gran historia. Ya había oído hablar de las maneras que utilizaban ( y quien sabe si aun siguen?) en ese centro

el escriba dijo...

No estoy al corriente querido colega yonkinumerotreze!, ...pero creo que sigue funcionando porque los desgraciados somos muchos en la faz,y estos centros proliferan gracias a las desgracias humanas,como la mayoría de negocios que monopolizan al antojo de unos desaprensivos. yo sentí un gran alivio al fugarme!

tumejoramig@ dijo...

Leí este relato antes que la primera parte... a veces hago las cosas al revés.
Y en serio, me ha estremecido la manera de contar esta aventura.
Tuvisteis mucha suerte, hay aun mucha gente buena en el camino, y llegar a casa, sea como sea, a veces es más que una recompensa.
Cada experiencia vivida nos marca, y me alegro que a ti te sirviera para encontrar lo mejor de ti.
Saludos

Carlos Marquez dijo...

recuerdo , que bien la pasábamos en la P.I ir a vender revistas Antitoxy libros del hijo puta de Lucien Engelmajer, pero muy buena pasta nos quedaba de los donativos y como yo llevaba el stock de libros y revistas ya imaginaran la pasta que nos cargamos ( nunca lo utilizábamos para drogas, me compre toda la colección de Led Zeppelin , The Doors etc.. buena ropa y mandaba pasta a mi novia, todo era como te la levaras el lema de la asociación era al cliente lo que pida, yo jugué la parte cuando estuve en un centro de primera fase ósea en la granja y pronto me gane la confianza para ir a hacer P.I, y como el verbo se me daba fácilmente, me mandaron a un departamento de segunda fase jajaja.. ose hacías pasta y ya estabas apto para estar en la ciudad menudos razonoamiento $$, estuve en Mexico, tijuana, y Veracruz mexico, estuve en el rancho El Chaparral cuando Kimi era el responsable y Silvi su pareja, conocí a Joao, Y chica hermosa de nombre sofia portuguesa, a los 20 años regrese a casa y me he rehabilitado en OCEANICA un centro en Mazatlan Mexico, tengo 17 años sin consumir, trabajo en un laboratorio en Ciudad de Mexico donde producen FENTANIL, estoy en el área administrativa, y de vez en
cuando recuerdo los buenos momentos en la ASS.